La Blanqueada es el edificio de una pulpería original, que funcionó hasta mediados de los años 1800, es decir, en pleno período federal.

Más adelante en el tiempo se reabre y ése es el momento en el que Ricardo Güiraldes llega a conocerla, mencionándola luego en su libro “Don Segundo Sombra”. Allí, Ricardo sitúa la escena en la que se produce el primer encuentro entre Fabio Cáceres y Don Segundo.

En el año 1999, la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos de la Secretaría de Cultura de la Nación declaró a La Pulpería La Blanqueada como Monumento Histórico Nacional.

Las pulperías eran pequeños almacenes de campaña, donde se vendía al por menor vino, aceite, grasa, yerba, azúcar, velas de sebo, caña, cigarros ordinarios y cosas semejantes. Eran almacén, tienda, taberna y casa de juego. En las pulperías se jugaba naipes, bochas, taba y, en los días de fiesta, se corría sortijas. El “pulpero” era el hombre que estaba al frente del negocio. La mayoría de los pulperos tenían muy poca instrucción, más allá de lo relacionado con su negocio. Originariamente eran prácticamente todo de origen español; más tarde fueron reemplazados por los hijos del país, los que a su vez cedieron el puesto a los italianos. En verano, el pulpero comúnmente vestía en mangas de camisa, sin chaleco, con calzoncillos anchos y con fleco; sin pantalón, con chiripá de género delgado, y un pañuelo grande de algodón o seda, a modo de delantal. (Datos están extraídos del “Diccionario Folklórico Argentino” de Félix Coluccio y Susana B. Coluccio)

 

Agenda

Nov
22

22/11/2017 4:00 pm - 5:00 pm

Municipalidad de San Antonio de Areco
Municipalidad de San Antonio de Areco
Municipalidad de San Antonio de Areco
#